28/09/2022

Somos monos y nuestro destino son las estrellas

El mito de la caverna de Platón está tan incrustado en nuestros cerebros que no morirá nunca. Ese símil antiquísimo, aparentemente pueril, parece producto de una religión arcaica y obsoleta.Y sin embargo es un hallazgo sorprendente, descomunal. Lo que estaba haciendo Platón era describir la manera en que funciona nuestra cabeza, aquello que en última instancia nos ha hecho triunfar como especie.